Voces de Putaendo II: Las irregularidades del proyecto minero que se oculta en la cordillera de la quinta región

Ubicado en medio del “cinturón geológico” de otros depósitos de pórfidos, el proyecto de la Compañía Minera Vizcachitas Holding en la zona cordillerana de Putaendo, se proyecta como la próxima mina “a tajo abierto” más grande del país. Los habitantes del sector argumentan que la futura instalación de la minería en la zona, podría agravar la actual crisis hídrica existente en el valle, que posee una secreta riqueza natural que ha sido poco estudiada. En este reportaje, Cable a Tierra investigó la historia del conflicto que se extiende por varios años entre la comunidad, la empresa y la institucionalidad chilena.

Por equipo Cable a Tierra

Vea la entrega anterior “Voces de Putaendo I: La resistencia de una comunidad ante la amenaza de la minería”.

¿Qué vamos a hacer sin agua?

Es la pregunta que aparece en la mente de Héctor Fuentealba a diario. Residente de Putaendo hace cuatro décadas y fundador de la Coordinadora medioambiental Tres Ríos, mantiene en su interior una gran preocupación sobre la extensa sequía, que se arrastra desde hace más de 12 años en la comuna.

Pero esa inquietud no aflora solo en los pensamientos del dirigente. La incertidumbre es compartida por agricultores, arrieros, crianceros y toda la población en general sobre el futuro de la localidad, declarada como “zona de catástrofe por sequía” en septiembre de 2019, que forma parte del porcentaje significativo de la región de Valparaíso que está siendo afectado por el cambio climático:

Hay precariedad laboral a raíz de la sequía y ahora con la pandemia ¡olvídate! Existe una olla común no solo por el covid, sino porque la gente se quedó sin recursos, se han muerto todos los animales por falta de agua. Con la minera es una sepultación general – asegura.

La crisis hídrica, que se traduce en un déficit de precipitaciones y una alta demanda del agua, no es el único problema que debe enfrentar la comunidad putaendina. Hoy la existencia del pueblo se encuentra amenazada, debido a la presencia de un proyecto minero perteneciente a la Compañía Minera Vizcachitas Holding (CMVH), filial de Los Andes Copper, que se encuentra en una etapa inicial de estudios y que pretende instalarse en el cordón montañoso del valle de Aconcagua, bordeando la cuenca del río Rocín, un afluente que es parte del río Putaendo, la única fuente hídrica del valle.

Fuente: CMVH

La mayoría de los habitantes han expresado su rechazo ante la llegada de la minería en la zona, no obstante, este proceso se ha venido gestando entre inversionistas y la institucionalidad chilena durante los últimos 27 años.

Vizcachitas ha sido solo una de las sociedades que ha desarrollado mapeos y sondajes.

Un gran yacimiento minero en la alta montaña

Héctor Fuentealba creó la Coordinadora Tres Ríos, junto a otros vecinos, en marzo de 2014, para informar a sus cercanos sobre los efectos que podría producir la futura instalación de la minería en la zona. Él es pirquinero y en el pasado trabajó para empresas ligadas al rubro de la extracción de metales, por lo que conoce “como a la palma de su mano” la actividad económica que aporta el 10% total del Producto Interno Bruto (PIB) al país.

Yo soy pequeño minero de aquí y he trabajado en la gran minería. Conozco toda la contaminación que genera– cuenta.

Desde hace un tiempo, CMVH se encontraba explorando el sector cordillerano de Las Tejas, cuna de un gran yacimiento de cobre, plata y molibdeno, en el mismo “cinturón geológico” de otros depósitos de pórfido ligados a Anglo American y Codelco. Ningún residente creía en las advertencias que Héctor realizaba a través de Tres Ríos, y la comunidad llegó incluso a tildarlo de “loco”.

El desarrollo de la minería era mirado con buenos ojos, pues la actividad en la zona se remonta al periodo incásico, cuya práctica se ha mantenido con los pequeños mineros de los sectores de Granallas, quebrada Herrera y Las Minillas, en faenas que emplean a un máximo de diez personas. Además, la cercanía del proyecto con el río Rocín no alarmó de buenas a primeras a sus vecinos, ya que a pesar de que la Dirección General de Aguas (DGA) -que gestiona y administra el uso de aguas-, había declarado el “agotamiento del río Putaendo y de sus afluentes”, la cuenca, aunque escueta, se mantenía constante.

Sin embargo, el tiempo le daría la razón a Héctor.

***

Inicialmente, la zona de alteración de Vizcachitas fue descubierta por la Compañía de Petróleos de Chile S.A. (Copec) en 1975, propiedad del Estado en esa época. Para 1981, la distribuidora de combustibles ya había realizado un completo “mapeo geológico” de la alta montaña que confirmó la existencia de pórfidos.

Las actividades de exploración comenzaron a principios de los años noventa, con la empresa canadiense Placer Dome -que dejó de existir en 2006 al ser adquirida por Barrick Gold-, que abrió huecos en el macizo rocoso a través de seis “perforaciones de diamantina” en la tierra. En 1995, Generals Minerals Corporation (GMC) adquirió el 51% de las acciones de la Sociedad Legal Minera San José Uno de Lo Vicuña, El Tártaro y Piguchén de Putaendo, propietaria del terreno, e hizo un mapeo en la zona y hasta 1998 ejecutó un programa de sondajes que totalizó en 61 perforaciones. Entre 1992 y 1998 se realizaron 67 sondajes de exploración.

En enero de 1998, se constituyó la sociedad Compañía Minera Vizcachitas Holding, con Waldo Cárdenas en representación de General Minerals, y Lawrence Allan Dick en representación de Vizcachitas Limited (subsidiaria de GMC) ambas con oficinas registradas en las Bahamas, según indica un documento del Conservador de Minas de Santiago. Iniciado el nuevo milenio, Lumina Copper Corp adquirió Vizcachitas Limited y fue transferida a la canadiense Global Copper Corporation en 2005.

Un año después, GHC Resources Limited -fundada en 1983 en Canadá- ingresó como inversionista mayoritario del proyecto minero y luego de la adquisición definitiva de una parte a través de Global Copper Corporation en febrero 2007, pasó a llamarse Los Andes Copper Ltd para enfocarse exclusivamente en la exploración del yacimiento.

Cuatro meses después, CMVH ingresó al Servicio Nacional de Geología y Minería de Chile (Sernageomin), un aviso de inicio de actividades de faena minera que se alargó -por medio de dos avisos de extensión- hasta 2008, completando un total de 79 sondajes.

En medio de las perforaciones, la Compañía Minera ingresó una Declaración de Impacto Ambiental (DIA), con John Selters como representante legal, del proyecto “Prospección Minera Vizcachitas”, un programa de 200 sondajes en el predio “El Tártaro y Lo Vicuña” que le pertenece a la Compañía Ganadera Tongoy Limitada, cerca del área “Resguardo Los Patos”, paso fronterizo de acceso restringido en el que habitan cóndores, guanacos, zorros y pumas.

La DIA fue rechazada el 23 de octubre por la Comisión Regional del Medio Ambiente (COREMA) de la quinta región y a pesar de la calificación desfavorable del proyecto de prospección, residentes de la localidad aseguran que las perforaciones se siguieron realizando.

Así lo afirma Mauricio Quiroz, profesor de historia de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso (PUCV) y encargado de la Oficina Comunal de Recursos Hídricos y Sequía de la Municipalidad de Putaendo:

“Modelo geológico en base a los resultados de los sondajes realizados entre los años 1993 y 2008”. Fuente: Informe de Fiscalización SMA (2017).

La Declaración de Impacto Ambiental fue rechazada, la empresa no tuvo ninguna autorización para desarrollar actividades de esta magnitud, sin embargo continuaron haciendo los sondajes a propósito de la entrada en vigencia de un cuerpo legal que establece que si se hace menos de 20 sondajes, ellos pueden efectivamente no concurrir al SEA.

Mauricio ha sido testigo de los impactos de la minería desde que se incorporó como funcionario municipal en 2008, en la gestión del ex alcalde Guillermo Reyes.

ADVANCING CHILE’S NEXT MAJOR COPPER MINE, Corporate Presentation. Fuente: Los Andes Copper Ltd (2020).

De acuerdo al reporte “Projects_Maps Minera Vizcachitas”, 75 de las 79 perforaciones constatadas en aquellos años, fueron distribuidas en el mismo patrón espacial del área de los sondajes realizados en los noventa. Hasta 2008 se completaron al menos tres campañas de sondajes, efectuando un total de 146 perforaciones.

En 2010, Los Andes Copper adquirió el 100% de la propiedad de Vizcachitas a través de la adquisición de Turnbrook Corporation (TBC) de “todos los valores emitidos y en circulación” de Gemma Properties Group Limited (GPGL), que a su vez poseía a Inversiones Los Patos S.A, que tenía el 49% de las acciones emitidas y en circulación de Sociedad Legal Minera San José.

En ese mismo año, CMVH ingresó una solicitud de pertinencia al Servicio de Evaluación Ambiental (SEA) -organismo con personalidad jurídica que establece criterios de evaluación de proyectos de explotación medioambiental-, para consultar si debía ingresar una solicitud de exploración minera al Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental (SEIA). Magdalena Prieto Pradenas, Directora del SEA de Valparaíso en esa época, estimó que no debía ingresar al servicio.

La comunidad comienza a organizarse

La instalación del Embalse Chacrillas -que comenzó su construcción en el año 2011 para optimizar la seguridad de riego de la actividad agrícola-, a 24 kilómetros abajo de los sondajes, destapó una serie de situaciones que estaban sucediendo en la zona.

En 2015, un grupo de residentes subió a ver el emplazamiento del depósito artificial, quienes se percataron de la presencia de vehículos y personas de la empresa RFC, contratista de Vizcachitas, que se encontraban realizando trabajos de perforación cerca del Rocín. Dicho sector está inserto en una “zona de conservación ecológica”, definida por el Plan Regional de Desarrollo Urbano y Territorial de la quinta región, sin embargo eso no impidió su intervención.

Todas las plataformas de los ocho sondajes iniciados en dicho año, se encuentran insertas al interior del área propuesta del proyecto de 2008 rechazado por la COREMA, sumando un total de 156 sondajes. Además, debido a la construcción del embalse, se estableció un sistema de monitoreo de las aguas del Rocín para gestionar el recurso hídrico y definir la calidad del agua, que es variable en el tiempo.

Plano con la ubicación de los sondajes en el sector de Vizcachitas. Los puntos negros se refieren a los sondajes ejecutados los años 1993 a 1998; en círculos rojos los sondajes realizados los años 2007-2008 y en líneas verdes se refleja el patrón con que se han efectuado los sondajes y que informa el Titular. En cuadrados color rosa, se señalan los sondajes realizados el año 2015. En el recuadro ubicado a la derecha, se muestra imagen cuyas líneas rojas indican el patrón vertical para los sondajes realizados los años 2007-2008″. Fuente: Informe de Fiscalización SMA (2017).

El análisis de los monitoreos trimestrales del curso de la cuenca, elaborado por la empresa Soletanche Bachy, determinó que en “aguas arriba” y “aguas abajo” de la obra, se encontraron concentraciones “por sobre lo que estipula la norma vigente” de aluminio, cobre, manganeso y fierro.

Análisis de resultados obtenidos en monitoreos trimestrales de aguas superficiales, aguas arriba, aguas abajo del embalse Chacrillas. Fuente: Soletanche Bachy.

Estos antecedentes alertaron a los habitantes y los resultados se empezaron a difundir por toda la localidad. Mauricio Quiroz asegura que si bien el informe da cuenta de un aumento significativo de minerales en el afluente, no considera el origen de los parámetros, por lo que no se puede relacionar directamente con la actividad minera desarrollada.

Todo indica que durante 2015 y 2016 si hubo actividad minera en esa zona, y si hubo modificación a la morfología del sector Las Tejas –explica Mauricio– a propósito de la reapertura y construcción de caminos y la construcción y la perforación de sondajes. Ahora si eso tuvo un impacto en la calidad del agua, tendrá que ser investigado por las autoridades competentes y en particular es el Ministerio de Obras Públicas (MOP) que debe pronunciarse si estamos o estuvimos en presencia de una situación atribuible a las faenas mineras.

Vecinos del sector, entre ellos integrantes de la Coordinadora Tres Ríos y de otras organizaciones, decidieron presentar ante la Superintendencia del Medio Ambiente (SMA), organismo de fiscalización ambiental, al menos tres denuncias en contra de la Compañía Minera Vizcachitas Holding que habría incurrido en elusión al SEIA, por estar “realizando trabajos de exploración, (…) y prospecciones hace más de 10 años, sin haber tramitado o solicitado ningún tipo de permiso”.

Poco y nada se sabía del patrimonio ambiental que escondía la cordillera de la quinta región. Los movimientos socioambientales de la zona hicieron llegar esa inquietud al gobierno local: querían proteger los recursos ambientales de la cuenca superior del río Putaendo, pero no habían suficientes antecedentes disponibles.

Los tesoros ocultos del cordón montañoso

Guillermo Reyes le solicitó a Mauricio que indagara en la mayor cantidad posible de bibliografía de la zona. Las autoridades querían obtener información precisa y directa de la riqueza natural que rodea al valle central.

En esos años, Hans Fernández, geógrafo y Dr. de la Pontificia Universidad Católica de Chile (PUC), se encontraba trabajando en su tesis de maestría sobre “dinámicas de glaciares de roca en Chile” con el profesor Francisco Ferrando. El docente le comentó que había una cuenca en Putaendo que estaba siendo acechada por un proyecto minero, y que a pesar de la crisis hídrica existente en la zona, el afluente se mantenía perenne:

Al igual que Chile central, el principal recurso hídrico es la nieve –dice Hans– pero cuando no hay nieve como en este caso, cuando tenemos esta mega sequía, la pregunta que nosotros nos hacíamos es ¿de dónde sale esta agua? ¿Por qué el río crece justo en el periodo de deshielo? Entonces ahí nos pusimos a investigar y encontramos que había una abundancia de glaciares de roca desde los 2 mil metros hacia arriba.

A diferencia de los glaciares de nieve, el de roca es la expresión en el paisaje del permafrost (suelo congelado). El modelo de glaciar encontrado en Putaendo tiene el aspecto de una “lengua” con crestas y surcos, que habla de su “deslizamiento” en la montaña. Este hallazgo fue comentado a las personas del municipio y a los movimientos socioambientales, pero debía ser estudiado porque no estaba muy claro.

La municipalidad, con sus propios recursos y luego de obtener las llaves de algunos predios para acceder a la cordillera (porque se encuentra enrejada), decidió desarrollar la primera expedición científica para obtener registros visuales de la alta montaña. Solo así podrían proteger la zona.

Una de las características espectaculares de la montaña de Putaendo es que no tiene exploración. Es una montaña que se mantuvo callada hasta ahora– cuenta.

A la expedición de reconocimiento de glaciares asistió Hans, Mauricio, un documentalista y algunos arrieros, conocedores vastos de la cordillera, en la quebrada Colorada, cercana al Rocín y a las faenas de la minera, no obstante fue considerada como infructuosa porque si bien, se divisaron glaciares rocosos, no pudieron acceder a ellos.

***

En marzo de 2016, la Seremi de Salud de Valparaíso inició un sumario sanitario en contra de Vizcachitas luego de una fiscalización realizada por el equipo de la oficina provincial de Aconcagua y por petición de la Junta de Vigilancia del Río Putaendo -entidad que se encarga de administrar el recurso hídrico en la zona- que denunció que la empresa estaba “usurpando aguas y contaminando el río”.

Zonas prospectadas, en amarillo. A = sector caminos sondaje (desierto de los acarreos). B = sector matorral en cono de eyección. Fuente: Informe prospección Flora Mina Vizcachitas, elaborado por Patricio Novoa.

Las inspecciones se realizaron en sectores cercanos a laderas donde Vizcachitas se encontraba realizando sondajes, además de revisar caminos y plataformas antiguas con la finalidad de informar el valor de la biodiversidad de la flora del lugar y constatar daños en los recursos naturales. El “Informe prospección Flora Mina Vizcachitas”, elaborado por el ingeniero forestal de la Universidad de Chile y experto en botánica, Patricio Novoa, registró al menos 59 especies de flora, de las cuales 39 no fueron informadas en la DIA.

De aquella visita a la cordillera, Patricio recuerda que se hicieron hallazgos interesantes, pero fue en un solo sector del área de Vizcachitas.

-Cuando la gobernación reclamó sobre esto y pidió un informe, el daño ya estaba hecho -asegura-, pero nunca supimos lo que había antes para poder dimensionar y decir “mira, la mina con los sondajes ilegales ¡qué se yo! Destruyeron el 80 o 90% del bosque” porque hay acarreos de piedras por todas partes, entonces las plantas vuelven a salir, tratan de recuperarse, al final tu ves un enredo y no puedes dimensionar bien.

  • calceolaria-purpurea - Patricio Novoa.
  • kageneckia-angustifolia - Patricio Novoa.
  • alstroemeria-pallida - Patricio Novoa.
  • valeriana-stricta- Patricio Novoa.
  • senecio-glaber- Patricio Novoa.
  • Trichocereus chiloensis - Patricio Novoa.
  • leucheria-floribunda - Patricio Novoa.
  • aristotelia-maqui-var. andina - Patricio Novoa.
  • blechnum-microphyllum - Patricio Novoa.
  • aristotelia-maqui-var. andina - Patricio Novoa.

Patricio, que trabajaba para la Corporación Nacional Forestal (CONAF), encontró un nuevo tipo de “maqui variedad andina”, muy diferente al maqui que crece en la zona centro-sur del país, en lugares pantanosos.

Este maqui crece en partes áridas, crece en los rodados de piedra, por lo tanto tiene un hábitat distinto, tiene una forma distinta, porque es rastrero, muy bajo, y esas dos características son suficientes como para decir que esa es una especie nueva de maqui o es una variedad o subespecie que hay que rehabilitar– señala Patricio.

No es como el maqui que crece en partes bajas de poca insolación, entonces no existe mayor información y la “mina destruyó parte de esas formaciones”. Otra especie que se descubrió fue el “breslum microphyllum”, un helecho que se encontró muy cerca de los sondajes. Esto fue calificado como un “tremendo logro”, ya que la especie no se encontraba descrita en la región.

Mientras tanto, a la denuncia presentada por la Junta de Vigilancia, se sumaron dos más por parte de los residentes de Putaendo y de agrupación Putaendo Resiste, ante la Superintendencia de Medio Ambiente. En noviembre, la DGA ordenó el cese inmediato de la extracción de aguas por parte de la minera Vizcachitas, desde la quebrada La Cortadera por tratarse de un afluente del río Rocín, tras un proceso de fiscalización iniciado en febrero.

De acuerdo a la Resolución N°1902, el punto de extracción de aguas superficiales utilizado en la campaña 2015-2016, no muere en la misma heredad y la situación constatada da cuenta de “una extracción no autorizada de aguas superficiales”, lo que constituye una contravención al Código de Aguas.

Pero, los trabajos en la cordillera persistieron. Una investigación del equipo de prensa de radio Crecer FM, reveló que Vizcachitas se encontraba con maquinaria pesada, preparando caminos y accesos para el paso de camiones de la minera en el sector Junta de los ríos y Las Tejas, para transportar máquinas perforadoras.

***

Ante las acusaciones efectuadas por distintas agrupaciones y vecinos a la Superintendencia del Medio Ambiente, en abril de 2017 el servicio formuló cargos en contra de Vizcachitas, representada por el geólogo Antony Amberg , por realizar trabajos de exploración de manera ilegal, dañando “802 metros cuadrados en emplazamiento de plataformas de sondajes y 1.550 metros cuadrados en habilitación y construcción de caminos”; además del daño irreparable de la flora y fauna del lugar, entre otras situaciones desarrolladas al margen del SEIA [vea aquí la composición de Vizcachitas] .

La formulación de cargos considera que el proyecto de sondajes mineros correspondiente a la campaña 2015-2017, debió ingresar al SEIA por tratarse de una modificación al proyecto de 2008. Durante ese año, se hicieron 11 sondajes en el sector cordillerano, lo que dio una suma de 165 perforaciones.

Resumen de campañas de perforación. Fuente: Preliminary Economic Assessment (PEA), Treta Tech.

Paisajes de Altiplano en la zona central

A principios de 2018, la Municipalidad de Putaendo logró realizar la segunda expedición de reconocimiento de glaciares, la que fue catalogada como “exitosa”. El grupo logró llegar al sector del estero El Chilón, en donde nace el río Rocín, al límite con Argentina. En el lugar hallaron glaciares de roca seguidos de lagunas y humedales alto andinos.

Ruta expedición 2018 Putaendo-Chilón. Fuente: presentación “geomorfología periglacial y glacial en la cuenca del Putaendo”, elaborada por Hans Fernández.

Hay una evolución de la Cordillera de los Andes que no estamos entendiendo -reconoce Hans Fernández-, existen muchos glaciares de roca, un recurso sobre el cual no se sabe exactamente si es importante en términos hídricos. Lo que a mi me interesa saber es si el futuro de los glaciares blancos, de Chile central, es convertirse en un glaciar de roca, pero lo estamos investigando.

En aquella oportunidad, se incorporó Patricio Novoa, recomendado por el actual Director Regional de la CONAF, Sandro Bruzzone, para registrar flora del lugar, debido a que con anterioridad realizó el informe de fiscalización. “El Chilón tiene un valor paisajístico espectacular porque tiene colores que se ven en el altiplano, tiene un tremendo potencial”, asegura Patricio.

  • Valle del Chilón - Hans Fernández.
  • Valle del Chilón - Hans Fernández.
  • Valle del Chilón - Hans Fernández.

Por otro lado, pudieron constatar la presencia de otro proyecto minero de la empresa canadiense TECK, que se encuentra en una etapa inicial y está a mayor altura que Vizcachitas.

***

Debido a la sanción por parte de la SMA, Vizcachitas presentó un “Programa de Cumplimiento”, que se encuentra actualmente en ejecución y en relación a lo anterior, en mayo de 2018, la compañía ingresó una DIA del proyecto “Regularización plataformas de sondajes mineros, sector Las Tejas”, que corresponde a la modificación del proyecto original en el sector del valle del río Rocín, para “regularizar las campañas de sondajes de 2015 y 2017”.

Pero durante la tramitación de la DIA, la compañía edificó ilegalmente un campamento minero en el sector, lo que fue denunciado por la Municipalidad de Putaendo al Juzgado de Policía Local que acogió la denuncia y obligó a la minera al pago de una multa y a la demolición de la estructura.

La comunidad se encontraba atenta, debido a las reiteradas sanciones y antecedentes recopilados por el municipio y las expediciones realizadas por expertos, es por ello que hicieron llegar 37 solicitudes de Participación Ciudadana (PAC) para poder informarse y opinar sobre el proyecto minero. Fueron tres meses de espera, e incluso el edil de Putaendo le solicitó al SEA una respuesta a la petición de participación, pero las cartas fueron rechazadas en octubre por la directora subrogante del Servicio de Evaluación Ambiental Región de Valparaíso, Esther Parodi Muñoz.

***

La última expedición que realizó la municipalidad fue en el verano de 2019, en Las Launas, por el río Hidalgo. El biólogo Arón Cádiz, quien por su lado había hecho un muestreo personal de flora en Chalaco, participó del viaje y contribuyó a registrar más especies. Los hallazgos de Patricio y Arón fueron compilados en un informe, en el que se señala la afectación de la minera hacia las plantas.

No solo se logró encontrar una cantidad considerable de glaciares de roca, que hasta el momento superarían los 130 en número, sino que también se hallaron 270 especies de vegetación, lagunas, humedales de altura, animales que habitan este tipo de climas, además de paisajes prístinos de los que no se tenían registro.

Según comentan algunas fuentes, por esta misma razón existe la intención de la comunidad de convertir una parte de esta zona en un santuario de la naturaleza. Todo ese sector -río Rocín hasta y el Chilón- están bajo el dominio de una sociedad agrícola de campesinos, La Victoria de Piguchén y la Ganadera Tongoy.

La sociedad de crianceros apoya la iniciativa y, de hecho, llevó a cabo un proyecto para la implementación de un Área de Protección de la Biodiversidad Local a través de la forestación de 8 hectáreas con árboles nativos, en el sector de Ramadillas. 

Con posterioridad, la municipalidad organizó charlas en San Felipe y Putaendo, para informar a la comunidad sobre los glaciares de roca “escondidos” en la cordillera de la quinta región. A cada exposición asistieron entre 50 y 70 personas e incluso, en la Universidad de Playa Ancha, se realizó un conversatorio que contó con la presencia de profesores, estudiantes de pedagogía y gente interesada en la cordillera. 

La existencia de estos glaciares de roca en la montaña preocupó a la comunidad y el daño que se podría generar sobre estos, sin embargo, los glaciares de roca encontrados en las expediciones se ubican por sobre los 3 mil metros sobre el nivel del mar, mientras que los sondajes que se han realizado, se ubican a no más de 2500 metros. 

En torno a esto, Hans Fernández explica que “no existiría un vínculo directo entre las faenas de sondaje y los glaciares de roca”, sin embargo, en toda la alta montaña, los expertos observaron que las laderas están fluyendo, están congeladas y están reptando. Eso habla de flujos, porque “la única forma en que el suelo repte, es que el subsuelo se congela y empieza a avanzar lentamente por la gravedad“, pero aún se está investigando.

En donde sí habría un punto crítico, para Hans, es en el emplazamiento mismo de los sondajes, en un área que geomorfológicamente peligrosa debido al tipo de suelo existente en esa parte de la cordillera, pudiendo incluso represar el río por aluviones o desprendimientos de tierra, por lo que implica no solo un riesgo para la fuente del principal recurso hídrico de la comunidad, sino también para los futuros trabajadores de la minera.

Los últimos proyectos aprobados por la institucionalidad chilena

El 3 de abril de 2019, se realizó una sesión de la Comisión de Evaluación Ambiental (CEA) de Valparaíso -que califica proyectos sometidos al SEIA- para evaluar la DIA presentada por Vizcachitas. En la reunión asistieron residentes de Putaendo, así como representantes de organizaciones socioambientales y culturales del lugar, funcionarios de la municipalidad e incluso congresistas como el senador Juan Ignacio Latorre y los Consejeros Regionales Mario Sottochilio y Tania Valenzuela; además de los representantes de CMVH Antony Amberg, Eduardo Covarrubias, Alejandro Cassi y Sebastián Avilés, abogado externo de la firma “Moreno, Sáez & Avilés”, que con anterioridad se ha desempeñado en la Dirección Ejecutiva del Servicio de Evaluación Ambiental y como Jefe del Departamento de Litigios de la SMA.

La CEA determinó con el voto de 12 autoridades, “aprobar favorablemente” el proyecto de regularización de plataformas de sondajes mineros. La Resolución de Calificación Ambiental (RCA), publicada catorce días después, confirmó el resultado de la decisión. El abogado e integrante del Observatorio Latinoamericano de Conflictos Ambientales (OLCA), Álvaro Toro -conocido por su participación en derribar la central termoeléctrica Castilla en 2012 y en librar una batalla judicial contra el proyecto Pascua Lama de Barrick Gold- ingresó un recurso de protección en representación de algunos locatarios de Putaendo y de la agrupación Putaendo Resiste, pero no tuvo éxito. Desde hace un tiempo, OLCA se encuentra asesorando a la comunidad que ha participado en iniciativas que ha levantado el organismo y el abogado tiene la representación de 26 personas de la comuna.

La PAC no es un megáfono, es un espacio para que la gente haga sus observaciones, sus críticas, al proyecto desde un punto de vista técnico ambiental. Detrás de esta crítica están los pobladores, agricultores, crianceros, pero también hay biólogos, químicos, estudiantes de carreras de las áreas de las ciencias naturales y sociales, hay muy buena opinión sobre este tema -dice Álvaro.

***

El 7 junio, el Servicio de Evaluación Ambiental admitió la última DIA ingresada por Vizcachitas sobre el proyecto “Sondajes Mineros de Prefactibilidad Las Tejas”, para desarrollar actividades de prospección y ejecutar hasta 350 perforaciones en 73 plataformas nuevas y 51 plataformas preexistentes durante los próximos cuatro años.

Diecinueve días después, miembros del servicio junto a representantes de la compañía decidieron efectuar una visita al sector Las Tejas, pero la comunidad de Putaendo realizó una gran manifestación y bloqueó el paso de los vehículos. Las autoridades decidieron seguir con la visita y desde el retén de carabineros en el Resguardo Los Patos, se trasladaron hacia la zona cordillerana por un camino privado perteneciente a la Ganadera Tongoy, que bordea el embalse Chacrillas y la cuenca del río Rocín.

En la visita, se pudo constatar que el campamento, que había denunciado la municipalidad, estaba en proceso de desarme, además de otras instalaciones como bodegas, estanque de almacenamiento de combustible, servicios higiénicos, entre otros.

La ayuda internacional

En julio, los vecinos de Putaendo decidieron ir presencialmente hasta las oficinas del SEA de Valparaíso, para entregar 2 mil solicitudes de participación ciudadana, en representación de organizaciones sociales como Putaendo Resiste, juntas de vecinos, comités de agua potable rural (APR) y clubes deportivos.

Con un gran lienzo desplegado en las calles, las personas se dirigieron al Edificio Pascual Barburiza a exigir la apertura de la PAC. Durante los ocho meses que tuvo que esperar la comunidad para obtener una respuesta, el titular de la DIA se reunió con el SEA en febrero de 2020, para aclarar “dudas sobre la componente suelo como sustentador de biodiversidad”, en la que participaron representantes del servicio y la ahora abogada del estudio jurídico “Moreno, Sáez & Avilés” que asesora a Vizcachitas, Magdalena Prieto Pradenas, que fue directora del SEA de Valparaíso en 2010.

Los locatarios de Putaendo decidieron enviar una “carta abierta” hacia la comunidad canadiense para denunciar las actividades irregulares de la minera en el valle. Esta carta fue entregada por una residente de Los Patos a Kirsten Francescone, antropóloga y encargada del programa de América Latina de la organización MiningWatch Canadá, que se dedica al apoyo de comunidades que se encuentran en enfrentamiento con mineras canadienses, a través de la difusión de información técnica y de la visibilización de estos conflictos.

Canadá es conocido mundialmente como uno de los países con mayor inversión minera en el mundo. Gran parte de esta inversión se encuentra activa en Chile, Perú y Argentina. Del mismo modo, una porción importante de las mineras del globo transan sus acciones en la bolsa de valores de dicho país (1) debido a beneficios tributarios que entrega el estado canadiense a estas industrias. Uno de ellos, señala la antropóloga, “es la devolución de la inversión exploratoria en países fuera de Canadá a través de la rebaja de impuestos“.

Se sabe que Canadá es prácticamente un paraíso fiscal para las mineras -afirma- no es que seamos buenos o no sé qué, es porque justamente les damos beneficios para tener su sede en Canadá. Uno de esos beneficios es que los gastos de exploración que cualquier empresa minera realice en el exterior, nosotros, la población canadiense, les devolvemos esa parte como crédito tributario de sus gastos en exploración.

Esta situación, explica Kirsten, los vincula directamente como nación a proyectos como el de Vizcachitas Holding, debido a que Los Andes Copper, empresa matriz de la que son filiales, está establecida legalmente en Canadá. Por lo tanto los gastos exploratorios por los trabajos que se realizan en Chile, y que la transnacional declare en Canadá, son devueltos a Los Andes Copper por el Estado canadiense. Situación que, según Kirsten, “es desconocida por la mayoría de la población del país“.

Pero además de los beneficios en impuestos que la empresa puede obtener en Canadá, estas regalías también son aprovechadas en el lado chileno por Vizcachitas Holding. En este sentido, son diversas las investigaciones que consideran a Chile como uno de los países con mayores ganancias y menores cargas impositivas al sector minero.

Es como prácticamente trabajar gratis. Entonces les permiten hacer una especie de doble contabilidad, porque en Chile también les dan beneficios tributarios. Entonces pueden hacer un doble reportaje (de impuestos), el double taxing, por un lado al recibir créditos por el gobierno chileno y por otro lado recibir créditos por el lado de Canadá”, comenta Kirsten al respecto.

Putaendo resiste ante la amenaza de la minería

En marzo, el SEA resolvió no dar inicio a la participación ciudadana. El 21 de abril se realizó una reunión virtual, de la comisión de evaluación que decidió unánimemente aprobar el proyecto de sondajes porque “cumple con la normativa de carácter ambiental aplicable”. Al día siguiente, Álvaro Toro ingresó un recurso de protección por negar la solicitud en contra de Esther Parodi y también el director nacional del SEA, Hernán Brücher, en representación de algunos habitantes de Putaendo.

Aunque la norma dice que la participación ciudadana es obligatoria cuando se presenta un Estudio de Impacto Ambiental (EIA), debido a una intervención ambiental mayor, una DIA se trataría de proyectos que tendrían un nivel bajo de impacto y solamente en casos excepcionales, la autoridad puede abrir un proceso de participación ciudadana, en el que hay que cumplir una serie de requisitos, pero entre ellos, hay uno que tiene relación con demostrar la carga ambiental que los proyectos implican.

-Argumentos para rechazar el proyecto habían muchos -dice Álvaro- era cosa de repetir los que hicieron los propios servicios del Estado, entonces la razón para rechazar la segunda PAC, a nosotros nos parece completamente una arbitrariedad, un abuso y esperamos que los tribunales lo enmienden.

Existen otras acciones judiciales que han sido presentadas por otros abogados que tienen relación con la invalidación de la RCA. Si el recurso de protección no llegara a prosperar, Álvaro explica que “está el camino empezado por otros colegas”, pero que desde OLCA están convencidos de que “el recurso de protección es el instrumento más concreto y ataca una ilegalidad y arbitrariedad específica”.

Eso no significa que el proyecto sea rechazado -argumenta Álvaro-, sabemos que echar abajo este proyecto es un paso a paso, sobre todo una transnacional de capitales canadienses, se han comprado una parte del pueblo de Putaendo y han tratado de dividir a la localidad.

En mayo, abogados del estudio “Barros, Silva Varela y Vigil” -encabezado por Fernando Barros, hijo de Fernando Barros, abogado de de Augusto Pinochet y Sebastián Piñera- interpusieron un recurso de protección a nombre de cinco personas [ver aquí] que estaban representadas por Álvaro Toro, lo que no constituye una irregularidad aunque “si una falta a la ética profesional”. Fuentes a esta plataforma señalan que los abogados que interpusieron al recurso estarían relacionados a la Junta de Vigilancia.

***

Héctor Fuentealba sabe lo que viene. El río rocín resiste ante la sequía, la escasez y un inminente proyecto minero en el cordón montañoso del valle central. Aunque ahora hay más conciencia sobre el impacto al medioambiente, él teme que sea “demasiado tarde”.

Ha sido bien cuesta arriba esto, pero hemos logrado quebrar el cascarón.

*Cable a Tierra intentó ponerse en contacto con la Junta de Vigilancia y el Servicio de Evaluación Ambiental de Valparaíso, pero al cierre de esta edición, no hubo respuesta.

Respuesta de la Compañía Minera Vizcachitas Holding ante preguntas de Cable a Tierra:

1)Hemos conversado con expertos que nos han comentado sobre la posibilidad de que los glaciares de roca, ubicados a mayor altura del área donde se realizarían los sondajes, podrían drenar agua hacia el lecho del río a través de grietas en la montaña. De hecho, esto se plantea como hipótesis al flujo constante de éste. Entendemos, por lo tanto, que los sondajes no tendrían relación directa con los glaciares, pero esta situación sí podría afectar al drenaje de aguas provenientes de la alta montaña hacia el lecho del río. ¿Ustedes cuentan con un estudio respecto a los impactos que los sondajes puedan provocar ante esta situación?

R: Nuestro Proyecto y su área de influencia están ubicados en la precordillera de Putaendo a una altura de 2.000 m.s.n.m en el Valle del Río Rocín. Según el Inventario Nacional de Glaciares de la Dirección General de Aguas (DGA) y la Fundación Glaciares Chilenos, la cota mínima para que un glaciar de roca pueda mantenerse es de 3.700 m.s.n.m., por lo que quisiéramos reiterar que no solo no hay glaciares ni glaciares de roca sino que tampoco existe ni siquiera la posibilidad teórica de que pudiera haberlos en la zona de influencia del proyecto. El Inventario Nacional de Glaciares de la Dirección General de Aguas (DGA) y la Fundación Glaciares Chilenos, que es el documento oficial que tiene catastrados todos los glaciares del país confirma que no hay glaciares, y respecto a glaciares de roca, el más cercano se encuentra a varios kilómetros de distancia y en otro valle, que alimenta una cuenca distinta a la del proyecto. Por lo tanto, la afectación a glaciares de roca y en eventuales drenajes de agua, está completamente descartado en todas las etapas del Proyecto.

2)Según nos ha comentado la comunidad, en las reuniones que se han efectuado entre directivos de la compañía y los habitantes del valle, se ha asegurado como beneficio la creación de puestos de trabajos para ellos, ¿Nos podrían comentar cuántos puestos de trabajo implicarán a nivel local las faenas de sondajes?

R: Hemos desarrollado un relacionamiento con la comunidad desde el año 2015, es decir desde una etapa muy temprana. Creemos en el diálogo abierto y transversal como mecanismo para el desarrollo comunal y nuestro objetivo es construir una visión común de Putaendo. La comuna tiene varios desafíos, como por ejemplo, trabajar por disminuir su alto nivel de pobreza, que según la encuesta CASEN 2017, equivale al 39% de la población cuando se mide de forma multidimensional. En ese contexto, el empleo local que se genera a partir de Vizcachitas es fundamental para cambiar las condiciones de vida de la comunidad, ya que no sólo se trata de más puestos de trabajo para Putaendo, sino que además de mejor calidad. Es importante señalar que hoy nos encontramos en una etapa de prospección, para la cual sólo realizaremos sondajes mineros. Esta campaña empleará a 100 personas aproximadamente en forma directa, además de los empleos indirectos que se puedan generar en este tipo de actividades las que, reiteramos, por su naturaleza son muy limitadas. Respecto a la fase de construcción y operación de la operación minera, esa es una etapa futura y eventual, para la cual la compañía está realizando los estudios requeridos. En una fase de operación, el proyecto espera generar empleos directos para 1.000 a 1.200 personas y alrededor de 3.000 empleos indirectos. Si los estudios son exitosos y se avanza a esa etapa, la compañía debe preparar un Estudio de Impacto Ambiental, el que debe ser presentado y discutido en un proceso de participación ciudadana.

3)Expertos también nos han comentado que debido a las condiciones geomorfológicas del lugar, se generan constantemente derrumbes y deslizamientos de tierra. Suponemos que los sondajes podrían tener alguna incidencia al respecto. ¿Cuentan con algún plan de emergencia para sus trabajadores si esto sucede? Del mismo modo, ¿Cuentan con algún plan de emergencia si el flujo normal del río se ve afectado?

R: En relación a derrumbes e incidencias, descartamos absolutamente que los sondajes puedan tener un efecto. Los sondajes son perforaciones de aproximadamente 6 pulgadas de diámetro, distanciados en aproximadamente 100 metros uno de otro. Los deslizamientos son propios de la topografía de toda esa zona cordillerana, y producto de las lluvias o deshielos repentinos. Basta con observar los deslizamientos que se han producido a través del tiempo en todos los valles cercanos para darse cuenta de que no tienen relación alguna con los sondajes que se han llevado a cabo en la zona.Evidentemente que contamos con un plan de emergencia para los trabajadores para el caso de que llegar a producirse un deslizamiento u cualquier otro evento asociado a riesgos climáticos. Esto está muy bien regulado por el SERNAGEOMIN. En relación al flujo del Rio Rocín, si bien Minera Vizcachitas se ha comprometido públicamente que no utilizará sus aguas, su compromiso va más allá y realiza un monitoreo permanente de la calidad del agua.

4)Entendemos que las faenas mineras requieren agua para su realización. En torno a eso, ustedes aseguran que no van a ocupar agua de las vertientes del sector y si no es así, ¿de dónde la van a traer?

R: Creemos importante destacar que en la actualidad estamos en la fase de prospección, donde se utilizará en promedio 2,2 lts/s provenientes de vertientes que nacen, corren y mueren dentro del predio y que no llegan al Río Rocín.El uso de agua en los procesos mineros esta asociado a la fase de operación, la que como hemos señalado en el caso de Vizcachitas es eventual y futura. Como hemos reiterado en múltiples oportunidades, Minera Vizcachitas no utiliza ni utilizará agua del Río Rocín u otros afluentes de la cuenca del Río Putaendo.

5)Leímos que, la Superintendencia del Medio Ambiente (SMA) formuló cargos en contra de Vizcachitas EN 2017 y de manera de corregir el accionar de la Compañía, se presentó un Programa de Cumplimiento ante la SMA, el cual se encuentra aprobado. ¿Cómo han ejecutado este programa?

R: El Programa de Cumplimiento consistió en una serie de medidas las cuales fueron implementadas, ejecutadas y reportadas a total satisfacción de la autoridad.

6) En la audiencia de la Comisión de Evaluación en la Intendencia Regional de Valparaíso del año 2019 (sobre la DIA de 2018), la CORE Tania Valenzuela señaló que Vizcachitas estaba presentando un “proyecto fraccionado, pues solo se declara una mínima fracción de las intervenciones ya realizadas en el territorio”, en relación -inferimos- a los sondajes que se han hecho en el pasado. ¿Es efectivo?

R: Esa afirmación no es correcta. La DIA de Regularización presentada en 2018 fue uno de los compromisos adquiridos por Vizcachitas en virtud del Programa de Cumplimiento acordado con la SMA. En esta DIA se nos solicitó regularizar las campañas de sondajes del 2015-2017, a la luz de las campañas de sondajes realizada el 2007-2008, pesar de haber sido campañas distintas, realizadas con casi una década de separación, y en pertenencias mineras distintas.

7)Un informe del Observatorio Latinoamericano de Conflictos Ambientales (OLCA) señala que Vizcachitas, ha incurrido en un presunto “lobby”, ellos resaltan especialmente el trámite de la última DIA, nombran a los abogados Sebastián Avilés y Magdalena Prieto, quienes en el pasado han tenido vínculo con el SEA. ¿Qué responderían ante esas acusaciones?

R: Todos los procesos que hemos llevado adelante han sido transparentes para la comunidad y las autoridades. De hecho, nosotros hemos impulsado instancias de diálogo abiertas y públicas, con el único objetivo de aumentar los niveles de información en la comunidad de Putaendo y sus alrededores, para dar cuenta de que todas nuestras acciones han estado apegadas a la ley y de cara a la gente.

José Tomás Letelier Vicepresidente de Asuntos Corporativos
Compañía Minera Vizcachitas Holding.

(1)Un punto importante respecto a las inversiones extranjeras, es el amparo que les pueden otorgar mecanismos de colaboración entre países, como los Tratados de Libre Comercio o los Acuerdos Bilaterales. Estos pactos buscan eliminar obstáculos para el comercio, facilitar la circulación transfronteriza de bienes y aumentar las posibilidades de inversión entre los tratantes. Chile es uno de los países con más acuerdos internacionales en el mundo, según informa la Subsecretaría de Relaciones Internacionales, contando actualmente con 29 convenios y más de 60 países firmantes.

Uno de ellos es el Tratado de Libre Comercio establecido con Canadá, firmado en noviembre de 1996, vigente desde julio de 1997, modificado y ratificado en múltiples ocasiones, la última de ellas en vigencia desde febrero de 2019.En este sentido, con el objetivo de proteger las inversiones de los países pactantes, los tratados establecen en sus artículos normas para el correcto funcionamiento comercial de estos negocios, principalmente en lo que se refiere a igualdad de trato, libertad de transferencias de capitales entre países, expropiación y nacionalización de inversiones e indemnizaciones al respecto, beneficios, entre otros puntos importantes.

Ante la existencia de conflictos entre privados y uno de los estados firmantes por el incumplimiento de estas normas, el TLC firmado por Canadá y Chile propone, en primer lugar, la resolución por medio de la consulta y la negociación entre las partes, y en caso de no ser esta acción efectiva, el mecanismo conocido como “Solución de controversias entre una Parte y un inversionista de la otra Parte” mediante el ingreso de una reclamación ante tribunales de arbitraje internacional, a los cuales se les reconoce jurisdicción por los estados pactantes.Sobre este punto, el TLC indica como tribunales correspondientes el convenio del Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (CIADI), institución del Banco Mundial, el Mecanismo Complementario del CIADI en caso de que el convenio no aplique, y en tercer lugar las Reglas de Arbitraje de la Comisión de las Naciones Unidas para el Derecho Mercantil Internacional (CNUDMI), perteneciente al Sistema de Las Naciones Unidas.

Relacionado

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s